V

cuando ingresé a este recinto
vine en busca de esperanza,
de alguien que me diga, que me mienta
que todo estaría bien.
que no hay nada de qué preocuparse.
cuando ingresé a este recinto
vine a liberarme del dolor,
a liberarme de la angustia
que me traía de ojos cerrados,
de oídos cerrados,
de manos sudorosas y olores de azufre
y esto no puede ser, señor,
esto no puede ser lo que me prometieron.
yo vine a liberarme de la angustia
y ustedes me han convertido en esto
que no soy yo,
que es otro,
otra cosa que no soy yo, señor.
yo vine en busca de esperanza
cuando ingresé a este recinto,
cuando ingresé
a este recinto.
a este.
ingresé.

por las noches pienso en los que están afuera
y me pregunto si ellos, realmente,
estarán mejor que yo.

yo vine en busca de esperanza
y no me la supieron dar.
no me la supieron dar, señor.
cuando ingresé a este recinto
vine sin saber si iba a salir.
si querría salir. si querría volver.
no me la supieron dar, señor.
y saldré de este recinto
como entré,
pero con libertad.